Principales defectos

El ojo o globo ocular es el órgano que detecta y transforma la luz en impulsos eléctricos que el cerebro traduce como colores, tamaños, formas y distancias, componiendo así la imagen del objeto o escena observados.

La luz que reflejan o emiten los objetos que nos rodean penetra en el ojo a través de las estructuras anteriores (córnea, iris y cristalino), donde se inicia el proceso refractivo.

El deterioro de cualquiera de las estructuras del ojo producirá un defecto visual y las imágenes dejarán de formarse con precisión.

Una refracción inadecuada producida por la alteración de las lentes del ojo (la córnea y el cristalino) es la principal causa de defectos visuales como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.