Cuida tus ojos

Para que tus ojos estén siempre en óptimas condiciones deberás someterte regularmente a una revisión óptica pues es de vital importancia para estar seguro de que tu vista y tus ojos estén en pefecto estado.

La revisión óptica es aconsejable como mínimo una vez cada dos años, aunque tu profesional del cuidado de la visión puede aconsejarte sobre cuál es la frecuencia más adecuada para ti.

Además de comprobar si tu vista necesita corrección y de determinar qué tal trabajan tus dos ojos conjuntamente, en las revisiones ópticas también se examina el estado de salud general de los ojos con lo que podremos detectar los signos iniciales de ciertos problemas de salud como el glaucoma, la presión alta y la diabetes. La detección precoz y el tratamiento de las afecciones visuales son cruciales a cualquier edad así  cuanto antes se detecta un problema, mayor es la posibilidad de tratarlo con éxito.

Tus ojos aportan información sobre tu salud y no solo sobre tu capacidad visual. Además de comprobar si tu vista necesita corrección, el profesional del cuidado de la visión también explorará signos como dolor de cabeza, hipertensión, diabetes, colesterol o incluso accidente vascular cerebral o esclerosis múltiple.