Lentes permanentes

Estas lentes son muy duraderas, se pueden usar durante un largo periodo de tiempo. Antes de colocarlas, es necesario adaptarlas a sus ojos. En una sesión de asesoramiento, le explicaremos las características de estas lentes y el tipo de mantenimiento que precisan.

 

Existen dos tipos de lentes: duras o blandas

  1. Lentes de contacto rígidas o semirrígidas:
    Estas lentes se componen de un material muy transpirable y que provee a su córnea el oxígeno que necesita. Estas lentes se colocan muy fácilmente. 
  2. Lentes de contacto blandas:
    Estas lentes se fabrican con un material sintético que absorbe el agua, por lo que se adaptan bien a sus ojos. Para usar este tipo de lentes se necesita poco tiempo de adaptación.