Lentes de contacto

Prácticamente todo el mundo puede llevar lentes de contacto si bien hay que prestar una especial atención a determinados factores en el caso de los niños y las personas mayores. Si estás pensando en llevar lentillas, lo primero que tienes que hacer es ponerte en contacto con un profesional del cuidado de la visión y concertar una cita para una adaptación de lentillas. Tras la revisión óptica, el profesional del cuidado de la visión llevará a cabo la adaptación para determinar cuáles son las lentes de contacto más apropiadas para ti.

Ya sea para tener un aspecto más natural o juvenil, una mayor libertad de movimiento o simplemente para ver mejor, las lentillas son una excelente alternativa a las gafas. Las lentes de contacto cambiarán tu forma de ver y la forma en que te ven los demás.

¿Qué tipos de lentes de contacto existen?

Con la cantidad de tipos diferentes de lentillas que existen, es fácil confundirse. Podemos agrupar las lentes de contacto según el material con el que están fabricadas (rígidas o blandas) y según la cantidad de tiempo que se llevan (desechables de uso diario, reutilizables o de uso prolongado).