Nuestros cristales

Indistintamente de la montura que elija, la comodidad de su visión aumenta o disminuye en función de los cristales correctos. Le explicamos cuáles son los factores decisivos para elegir bien y qué debería tener en cuenta a la hora de optar por unos cristales u otros.

 Nuestra oferta de cristales según los materiales

  • Cristales orgánicos: se distinguen por su ligereza y por su resistencia a la rotura
  • Cristales minerales: se distinguen por la dureza de su superficie, que los hace más resistentes a posibles rayaduras. No obstante, el peligro de fracturarse es superior con este tipo de cristal que con los sintéticos. Así pues, se debe tener esto en cuenta si realiza un trabajo físico o en el tránsito de la calle.
  • Cristales de policarbonato: mucho más duros y resistentes que los orgánicos, ideales para gafas sin montura.

Nuestra oferta de cristales según la necesidad:

  • Cristales monofocales: se caracterizan por tener solamente una distancia focal como bien su nombre indica, es decir, una sola graduación. Y están diseñadas para corregir todas las ametropías.
  • Cristales bifocales: estas lentes se utilizan para corregir la visión de lejos (situada en la parte superior de la lente) y la visión de cerca (situada en la parte inferior de la lente) en una única lente; uno de los inconvenientes que tienen estas lentes es que no poseen zona para visión intermedia, o vemos de lejos o de cerca.
  • Cristales progresivos: estas lentes también se utilizan para cerca y para lejos, pero en estas lentes tenemos la distancia de visión intermedia, no diferencimos el salto entre lejos y cerca, es un cambio progresivo (como su nombre indica) y ofrecen una visión de calidad y continua desde un punto cercano a uno lejano, sin necesidad de cambiar de gafas.